a3142429680_16

Hay algunas leyendas mayas relacionadas con el origen de la universo. Kukulkan, el dios creador, y Tepeu, el dios del Cielo, crearon el mundo. Cuando dieron vida a las aves, el Quetzal nació de los golpes que los dioses dirigieron a un árbol guayacán. Con el aliento divino, el azul verdoso las hojas del guayacán volaron, y en su vuelo adoptaron la forma de este ave majestuosa y larga plumaje.

En el templo dedicado a Kukulkan, construido por los Itzá Maya en el siglo XII dc, en la ciudad de Chichén Itzá,  ocurre un curioso fenómeno acústico. Se dice que en la escalera donde aparece la Serpiente Emplumada descendiendo los equinoccios de primavera y otoño, si una persona aplaude, el sonido se extiende a lo largo de los escalones y se produce un eco distorsionado, y se puede escuchar el suave canto del Queztal.

Este tema esta inspirado en los viajes Helena Gallardo por Sudamérica.
Incluye instrumentos y audios que la artista recopiló en su estancia en el continente.

Deja un comentario